El edil reconoció que estos grupos, formados por lugareños que participan como voluntarios, se mantienen armados y se turnan para montar guardias


El alcalde de Tlalancaleca, Óscar Anguiano Martínez, confirmó que los pobladores de la comunidad de San Francisco Tláloc mantienen guardias comunitarias para contrarrestar la delincuencia que se ha disparado en esa zona por la operación de bandas dedicadas al robo de combustibles.

El edil reconoció que estos grupos, formados por lugareños que participan como voluntarios, se mantienen armados y se turnan para montar guardias “por la misma seguridad de la comunidad”.

Anguiano justificó estas acciones luego de que hace un año el Ejército y el personal de seguridad de Pemex dejaron de hacer los rondines en esa zona para vigilar los ductos y evitar el robo de combustible.

Además, a finales de mayo, pobladores de San Francisco Tláloc se enfrentaron en dos ocasiones con supuestos integrantes de las bandas de chupaductos.

El 25 de mayo, un grupo de lugareños hizo frente a los delincuentes que forman parte de la banda conocida como Los Huachicoleros, los cuales huían de elementos de la Policía Federal (PF) y en su trayecto estuvieron a punto de atropellar a un niño.

Fue entonces que los pobladores decidieron tomar por su cuenta la justicia. Primero cerraron el paso a dos vehículos en los que huían los integrantes de la banda, pero éstos les respondieron a balazos.

Cuando a los Huachicoleros se les acabaron las balas, la turba se fue contra ellos con piedras, palos y escopetas de cacería. Volcaron 14 vehículos y quemaron una camioneta que, aseguran, usan los delincuentes para ordeñar los ductos de Pemex, además de que hirieron con arma de fuego a uno de los integrantes de la banda, a quien después entregaron a las autoridades.

El 30 de mayo se volvió a desatar un conflicto similar, cuando integrantes de las bandas delincuenciales regresaron a la localidad y dispararon contra pobladores que participaban en la vigilancia del pueblo.

Pobladores y delincuentes se enfrentaron a balazos y los lugareños atraparon a dos de ellos, a los cuales pretendían linchar, pero fueron disuadidos por representantes de las autoridades estatales. Aparte, lograron quitarles a los delincuentes cinco vehículos cargados con combustible robado.

Desde el primer conflicto, los habitantes de San Francisco Tláloc mantienen las guardias comunitarias por temor a que los delincuentes traten de nueva cuenta tomar represalias contra esa localidad.

Cae líder de banda

La Secretaría de Seguridad Pública estatal informó sobre la detención de Alejandro F., “El Monstruo”, de 24 años de edad, a quien ubica como presunto líder de una célula delictiva dedicada al robo de hidrocarburo.

La dependencia también reportó la detención de Alfredo P. y Carlos G., de 34 y 38 años, respectivamente, quienes serían cómplices en la banda de chupaductos que presuntamente opera en la región del municipio de Acajete.

De acuerdo con un comunicado emitido por la dependencia, elementos de la Policía Estatal Preventiva arribaron a la calle 15 Sur entre Reforma y 4 Poniente de la Junta Auxiliar La Magdalena Tetela, donde encontraron una grúa que era abastecida con combustible presuntamente robado.

“Los policías estatales realizaron una inspección alrededor del predio donde ubicaron a Alejandro F. a bordo de una camioneta Chevrolet pick up modelo 1999 con placas de circulación SL27589, la cual cuenta con reporte de robo. Asimismo, fueron sorprendidos Alfredo. P y Carlos G. resguardando el lugar”, precisó la dependencia en un comunicado.

Agrega que a raíz de estos hechos fue incautado el predio donde se almacenaban 30 mil litros de combustible en 30 cisternas, y fueron aseguradas dos camionetas, una Grand Cherokee y una Nissan Quest, ambas con reporte de robo.

Los presuntos responsables del ilícito y las unidades fueron puestos a disposición de la autoridad federal.

Encuentran cuerpos calcinados

En el municipio de Tecamachalco, en la misma zona conocida como el Triángulo Rojo por ser una de las de mayor incidencia de robo de combustibles del país, fueron localizados dos cuerpos en estado de descomposición y con signos de haber sido calcinados.

De acuerdo con los reportes de la policía estatal, fueron unos campesinos los que reportaron este hallazgo en una barranca conocida como La Canica, ubicada en la junta auxiliar de San Mateo Tlaixpan.

 

 

Fuente: Proceso

c.c.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here