Ex consumidores de la Semilla de Brasil o “Codo de Fraile” relataron de viva voz las secuelas en su salud por consumirla


Ex consumidores de la Semilla de Brasil o “Codo de Fraile” entrevistados por CAMBIO relataron de viva voz las secuelas en su salud por consumirla, las cuales van de dolores insoportables que los orillaron a visitar de emergencia clínicas de la ciudad, hasta intervenciones quirúrgicas cuya recuperación ha sido lenta por las afectaciones al tejido abdominal, así como daños en el intestino, problemas renales e incluso apendicitis.

 

De igual forma, decenas de usuarios en las redes sociales decidieron romper el silencio luego que este medio revelara el fraude de Claudia Montesinos y Nay Salvatori con la Semilla de Brasil, exponiendo sus casos y complicaciones médicas que derivaron tras iniciar el tratamiento que la ex reina de la radio promueve de forma intensa en su perfil de Twitter, aunque ella no lo utilice y acuda con un bariatra para bajar de peso.

 

Los afectados coinciden, las amenazas, el bloqueo y la descalificación lo han sufrido todos cuando intentan cuestionar a Claudia Montesinos sobre las crisis médicas que les dejó el consumir la Semilla de Brasil Adelgazante Puebla, dando a conocer su caso a familiares y amigos esperando que la moda por consumir este producto disminuya.

 

Wendy Reyes: le reclamé a Montesinos y me ignoró

 

La campaña en Facebook de la Semilla de Brasil Adelgazante Puebla captó su atención, después de meditarlo mucho, descubrió que una vecina la tomaba y la vendía por lo que decidió dar el paso y comprar el tratamiento de Claudia Montesinos en promoción por el “Día de la Mujer” a principios de marzo, por tan sólo 250 pesos.

 

Wendy Reyes relata a CAMBIO que no tiene sobrepeso, pero deseaba eliminar esos pequeños excesos de grasa, por lo que se involucró con el tratamiento pese a que su esposo le pedía que no lo hiciera, ya que no era normal que “algo natural tuviera que soltarte el estómago”.

 

Pese a que los dolores corporales se volvieron intensos, decidió no interrumpir su consumo y comenzó a incrementar la ingesta de plátano y jitomate que la distribuidora le había recomendado usar para mitigar los dolores, pero al décimo día Wendy experimentó un intenso dolor en el pecho, seguido de taquicardia.

 

Después de realizarse análisis, su médico corroboró que lo que ella había consumido era el llamado “Codo de Fraile”.

 

“Cuando intenté pedirle una explicación a Claudia Montesinos le publiqué en su página de Facebook y le dije todo lo que me había pasado, borró mi comentario. Su distribuidora me sacó del grupo secreto de Facebook que tenía con otras personas que lo tomaban y hasta me bloqueo”, explica sobre la cerrazón de la empresaria.

 

Consuelo Cárcamo: terminó con apendicitis

 

A sus 41 años de edad, Consuelo Cárcamo gozaba de una excelente salud gracias a las caminatas que realizaba y al consumo de agua natural, sin embargo, el pasado 27 de marzo su sobrina le recomendó la Semilla de Brasil de Claudia Montesinos.

 

Las diarreas crónicas aparecieron al primer día de la ingesta, pero al haber escuchado de su sobrina que esto era normal, lo toleró y continuó con el tratamiento hasta que llegados los diez días, la hinchazón de los pies y el dolor de cuerpo se hizo presente.

 

“Fui con mi médico, me revisa y me dice que no es diabetes, que es lo que creía que tenía, pero que es una inflamación de hígado, una inflamación de páncreas, una inflamación de riñones y tu hígado”, detalla Consuelo quien de inmediato es sometida a un tratamiento de desintoxicación y análisis para conocer la gravedad de los daños en órganos.

 

Semanas después de haber dejado de consumir el producto, decide hacerse nuevos análisis, los cuales arrojan que tenía un problema de apendicitis, por lo que el pasado 11 de mayo fue sometida a cirugía pero hasta el 16 de junio, la herida aún continuaba sin cicatrizar debido a que otro de los daños provocado por las sustancias de la semilla es el tejido abdominal.

 

Anónimo: después de tres meses terminó en el hospital

 

Otra de las victimas del engaño de Claudia Montesinos y la Semilla de Brasil es “Karen”, seudónimo asignado tras solicitar el anonimato, ya que en el pasado recibió amenazas de la empresaria cuando intentó exhibir las afectaciones físicas que le provocó.

 

“Yo la verdad no creía sobre la semilla porque me lo habían comentado, pero entonces me animé a comprarla, busqué a la distribuidora y me empezó a funcionar súper bien. Yo comía más o menos nutritivo, hacía hora y media de ejercicio diario, tomada tres litros de agua diarios como te dicen y sentía todos los síntomas que te dicen (diarrea y dolor muscular), pensé que me estaba funcionando”, detalla.

 

Sin embargo, cuando llegó el tercer mes, “Karen” relata que los dolores resultaban insoportables, por lo que desesperada acudió a un médico para saber qué ocurría: “el doctor me dijo que tenía apendicitis”.

 

En redes llueven las quejas tras el reportaje de CAMBIO

 

Tras la publicación del reportaje de este medio en el que se devela el fraude que es la Semilla de Brasil al promover la disminución de peso sin mencionar las consecuencias dañinas que puede tener a la salud, decenas de usuarios de las redes sociales aprovecharon para romper el silencio y hacer públicos sus casos clínicos y los problemas que vivieron tras consumir el producto de Montesinos.

 

Teniendo las diarreas crónicas como común denominador, los usuarios documentaron además los intensos dolores que padecieron e incluso las hospitalizaciones a las que tuvieron que recurrir tras intoxicarse con la semilla o los problemas en el esófago, riñones e hígado que ha dejado.

 

Uno de los tantos afectados fue un usuario identificado como “Luks Virgen Flo”, quien documentó en Facebook que su esposa Karen tuvo problemas en el esófago tras consumir la Semilla de Brasil. Preocupado porque el problema de su pareja no lo viva alguien más, colocó una foto de ella recostada en una cama y la foto del producto de Claudia Montesinos acompañado del mensaje: “Cuidado con esto según es para adelgazar y es veneno”.

 

semilla_consumidores

 

Fuente: Diario Cambio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here