El pasado Domingo, 11 de Marzo, el gobierno de Trump dio a conocer su plan para reforzar la seguridad en las escuelas, el cual incluye el entrenamiento para armar a los profesores de las escuelas.

Después de la matanza de 17 personas en Florida, Donald Trump propuso una mejora en el sistema de antecedentes penales, la formación de una comisión federal para analizar soluciones, encabezada por la secretaria de Educación Betsy DeVos, y el controvertido entrenamiento de armas para profesores.

Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos no ha decidido prohibir la compra de determinadas armas hasta los 21 años y solamente ha dicho que estudiará la cuestión.

 “Hoy estamos anunciado acciones significativas, pasos que pueden darse ya mismo para proteger a los estudiantes”, dijo la secretaria DeVos.

La propuesta del mandatario estadounidense encarga al Departamento de Justicia ayudar a las autoridades locales a “ofrecer un riguroso entrenamiento de armas para personal voluntario de las escuelas especialmente cualificado”.

De igual forma, se otorgará asistencia para que se retiren armas a las personas que no están capacitadas para su uso o que tengan desórdenes mentales.

Por otra parte, Lily Eskelsen García, presidenta de la Asociación Nacional de Educación, uno de los más grandes sindicatos de educadores en Estados Unidos, aseguró que los padres y maestros “mayoritariamente rechazan la idea de armar a los empleados de las escuelas”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here