Chile avanza a Semifinales de la Copa América Centenario luego de “aplastar” siete goles por cero a una selección mexicana que ni las manos metió.


Por: Fernando Hernández

Vergüenza, humillación y  pena, son  sinónimos que los aficionados mexicanos le encuentran al trabajo realizado el día de ayer por parte de directivos, técnico y jugadores que ni las manos metieron en tan dolorosa goleada.

La selección nacional venía contenta por rescatar y mantener la famosa racha ganadora del técnico Juan Carlos Osorio, racha que se ha obtenido de juegos poco complicados y empates milagrosos en ciertos encuentros como el pasado ante Venezuela en la misma competición.

La Roja a su más puro estilo de juego, fuerte, metiendo la pierna, sintiendo la camiseta y con jugadores que están en la fase más dichosa de su carrera como Alexis Sánchez, y Edu Vargas, quien a base de jugadas bien elaboradas y errores primarios de la saga defensiva mexicana humillaron y anotaron como en “cascarita”  gol en cada llegada.

Esto es resultado de partidos medianos y al bajo compromiso continuo que tiene el seleccionado nacional, pues desde la llegada de Osorio al banquillo tricolor, no ha mantenido un once titular y al parecer la toma de decisión que tiene, es meter al “menos malo” que tiene a su alrededor.

Tres arqueros jugando en partidos distintos y ayer Osorio se decidió por Guillermo Ochoa quien podría ser la figura del partido, terminó siendo abucheado por los presentes ya que al menos cuatro de los 7 goles que recibió fueron errores primarios y rotundamente  culpa del tapatío.

Sin más que agregar por parte de directivos y jugadores, se despidieron nuevamente de una competición con la cabeza abajo, pero en días de concentración se van de compras, se los llevan de paseo y demás.

Hasta cuando van a demostrar el porque están en selección y aquellos que se creían ganadores por estar como “locales” en tierras estadounidenses, déjenme les platico que sus fieles más grandes, ya les dieron la espalda por soberbios y crecidos.

Abran los ojos y dense cuenta que no somos nada, que no hemos ganado nada y que lo único real que tienen  “la afición” la están perdiendo por su desfachatez.

 

 

1 COMENTARIO

  1. Por favor, una goleada así no es de jugadores pasionales. Vean lo que ha logrado Chile o Uruguay con pocos millones de habitantes y que exportan jugadores. Sus federaciones han trabajado bien e intentan ganar cada torneo. Aquí la cantaleta de cada proceso es que nada importa más que llegar al mundial. Otro ejemplo es EU quien con pocos talentos trabajan mejor y al igual cada torneo lo quieren ganar. Es la mediocridad de los directivos y la obsesión por comercializar com el mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here