Por la pública presenta:

De acuerdo a nuestra empresa de cabecera Uno Consultores, este es el clima y el ambiente electoral que se vive a una semana de haber arrancado el proceso electoral del 2016.

Participación. Se espera una participación estima de entre un 42 y hasta un 45 por ciento en el proceso electoral donde se elegirá al minigobernador.

En las encuestas cerca del 50 por ciento de los encuestados cuando se pregunta preferencia electoral dice no sabe, ninguno, no contestó y 7 por ciento dice que anulará su voto.

De igual forma cuando se pregunta si votaría por un candidato independiente su base en las encuestas es de 7% (+/-4% de grado de error), con un potencial de voto del 25 por ciento. De acuerdo a Mendoza y Uno Consultores (aunque se realizara una buena campaña no alcanzaría para ganar la elección).

Las emociones sociales: De acuerdo a Uno Consultores, las emociones sociales en las cuales se desarrolla el proceso electoral son las siguientes: Polarización social con base al gobierno estatal y municipal; Desconfianza vs Preocupación; PRI vs PAN. ¿Continuidad o no? En términos de marketing político y como estrategia: ¿Seguir adelante o regresar a lo mismo?

La crispación de las emociones sociales de la polarización, se comenzará a ver en esta segunda semana, cuando arrecien las “campañas negras”, mismas que ya iniciaron para que se intensificarán a partir de esta segunda, con la intención de tratar de revertir el resultado de las encuestas, pero sobre todo de inhibir el voto.

Elección de voto duro: De acuerdo a Uno Consultores El espectro político (VER FIGURA 1), aún con la crisis de la modernidad y con ello la de las ideologías, se forma a partir de la pregunta ¿Si hoy hubiera elecciones, por cuál partido político votaría? La respuesta obviamente pone al posible elector dentro de una postura en relación a los partidos. Pueden optar por apoyar a uno y formar parte de él ya sea como voto duro o blando, o formar parte de otro sistema ajeno al partidista.

En este sentido el voto duro del PAN que lleva como candidato a Tony Gali supera al voto duro del PRI, pero las marcas se encuentran prácticamente empatadas. Es la marca la que hace realmente competitiva a Blanca Alcalá, pues el llamado “voto verde” aunque disminuido, aún es suficiente para competir sobre todo en la mixteca y la sierra norte del estado.

Cada partido político cuenta con una fuerza electoral (voto duro); Uno Consultores, la denomina FUERZA CENTRÍFUGA (debido a que hay un sentimiento de rechazo hacia los partidos políticos) y que hemos representado a manera de círculos con un centroide (VER FIGURA 1).

88

El tamaño de cada círculo para identificar a los partidos políticos se calcula con la preferencia electoral, de tal manera que en nuestro ejemplo se observa que PAN y PRI son círculos mayores a los demás.

Ahora bien, en el centroide se encuentra el voto duro que sustenta y es la base sobre la cual se genera una dinámica PROPIA ELECTORAL, que mantendrá al elector unido al partido, de tal manera que mientras más alejado del centro (centroide) se ubique el elector, éste tenderá a compartir elementos con otro partido lo que lo convierte en voto blando, con la posibilidad de cambiar de partido y con ello formar parte de otra fuerza.

El valor de las alianzas. De acuerdo a Uno Consultores y David Mendoza, las alianzas electorales son básicas dentro de la lección que está en marcha, no solo por el valor numérico que aportan, sino también porque de acuerdo a esto difuminan el voto blando (swicher), además que en términos de percepción fortalecen al candidato de la alianza “Sigamos adelante” quien presenta un bloque de 5 partido, tres de ellos nacionales que lo apoyan.

Adicionalmente Gali aparecerá 5 veces en la boleta electoral del próximo 5 de junio, igual número de partidos que apoyan su postulación, Blanca Alcalá aparecerá tres veces, mientras que Roxana Luna y Abraham Quiroz, solo estarán una vez en el papel.

Las alianzas también de acuerdo al estudio de David Mendoza, le dan al candidato oportunidad de abarcar una votación a la cual con su solo partido no tendrían, el PT compite contra el PRD y Morena por el voto de la izquierda, además de que identificaron un excelente lema “Por amor a Puebla”, lo cual parte esos votos que se irían originalmente al partido del sol azteca o al movimiento de López Obrador.

PANAL compite y neutraliza el voto del verde, pues prácticamente son el mismo mercado, el de los jóvenes, con un elemento adicional Nueva Alianza le da a Gali, la operación del magisterio en el estado.

Esto deja al PAN y al PRI en un duelo de mano a mano, estructura contra estructura con ventaja para el albiazul en las zonas urbanas y para el tricolor en la mixteca y la sierra norte de Puebla.

La presencia de un candidato independiente podría modificar el espectro, pero habría que ver a cuál de los dos principales aspirantes debilita más, en caso de que pudiera pasar Ana Teresa Aranda.

 

Por: Ricardo Morales

 

Fuente: Efekto10

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here