Por la pública presenta:

Los candidatos independientes a las gubernaturas competirán en condiciones de desigualdad en la actual elección por el disparejo financiamiento público que recibirán para sus gastos de campaña.


 

Los candidatos independientes a gobernador llevarán a cabo su campaña política en condiciones de escandalosa desigualdad a los abanderados de los partidos políticos.

Los nueve independientes que participarán en la elección en ocho estados del país –en Zacatecas hay dos candidatos sin partido- enfrentarán con un financiamiento público mínimo a sus pares de partido. Es una lucha de David contra Goliat.

En el caso de Aguascalientes, por ejemplo, el candidato independiente recibió 500 veces menos dinero que los partidos que apoyan a la candidata de la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza-PT.

Y aunque los independientes tienen la posibilidad de conseguir financiamiento privado, los recursos no se comparan con los de los partidos políticos. Esto, aseguran los candidatos ciudadanos, solo profundiza más la inconformidad social contra los partidos políticos.

Los independientes que buscan la gubernatura son Gabriel Arellano (Aguascalientes); José Luis Barraza (Chihuahua); Alejandro Campa (Durango); Francisco Frías (Sinaloa); Francisco Chavira (Tamaulipas); Jacob Hernández (Tlaxcala); Juan Bueno Torio (Veracruz); Alma Rosa Ollervides y Rogelio Soto (Zacatecas).

El abismo de la desigualdad

Mientras los candidatos de los partidos políticos recibirán millones de pesos para sus campañas por la gubernatura, los independientes apenas tendrán que conformarse con algunos pesos.

En Aguascalientes, por ejemplo, el independiente Gabriel Arellano recibió apenas 64 mil 731 pesos para su campaña política. En cambio, el financiamiento público al que tendrán acceso los partidos políticos es exponencialmente mayor.

En el caso de los partidos que conforman la coalición del PRI, Nueva Alianza, PVEM y PT, juntos tienen recursos por 32 millones 480 mil pesos para sus gastos en el 2016. La candidata de estos partidos es Lorena Martínez, exalcaldesa de la capital de Aguascalientes.

Respecto a los partidos que arropan a Martínez, Arellano recibirá 501 veces menos dinero de financiamiento público.

En el caso del PAN, cuyo candidato a la gubernatura de Aguascalientes es el senador con licencia Martín Orozco, los recursos de que dispondrá este año ascienden a 14 millones 637 mil pesos.

En Tamaulipas, el candidato independiente a la gubernatura, Francisco Chavira, recibió 191 mil 131 pesos para su campaña política.

En cambio, Baltazar Hinojosa, candidato de la alianza entre el PRI, el PVEM y Nueva Alianza, tendrá acceso a los fondos de los partidos que lo cobijan y que ascienden a 27 millones 857 mil pesos. Francisco García Cabeza de Vaca, candidato del PAN, podrá participar de los 16 millones 26 mil pesos asignados al blanquiazul.

El dinero entregado a Chavira representa 145 veces menos que el de Hinojosa y 83 veces menos que el de García Cabeza de Vaca.

Otro ejemplo es Veracruz, donde el candidato independiente Juan Bueno Torio tuvo acceso a 415 mil pesos para sus actividades de campaña.En cambio, los partidos tendrán recursos millonarios.

Los partidos de la alianza que cobijan a Héctor Yunes Landa, candidato del PRI, PVEM, Nueva Alianza, el Partido Alternativa Veracruzana (AVE) y el Partido Cardenista, ejercerán más de 66 millones 351 mil pesos. El PAN y el PRD, que van en coalición y cuyo candidato es Miguel Ángel Yunes Linares, tendrán un financiamiento de 41 millones 824 mil pesos.

Comparado con estas cifras, Juan Bueno Torio recibirá 160 veces menos que los partidos de la gran coalición en Veracruz.

En los demás estados la situación es similar. En Chihuahua, el independiente José Luis Barraza recibió 197 mil 237 pesos, mismos que regresó a la autoridad electoral.

En Durango, Alejandro Campa Avitia recibió solo 92 mil 152 pesos para sus actividades de campaña.

Francisco Frías, candidato ciudadano en Sinaloa, tuvo derecho a 330 mil pesos para sus actividades proselitistas.

Jacob Hernández, independiente en Tlaxcala, recibió únicamente 130 mil 611. En Zacatecas, único estado donde competirán dos candidatos independientes –Alma Rosa Ollervides y Rogelio Soto- , recibieron 84 mil 538 pesos cada uno para toda su campaña. El dinero al que tienen acceso los candidatos independientes se define de acuerdo a la ley electoral de cada entidad federativa.

La regla general es que, entre todos los independientes, reciben el monto que se asigna a un partido de nueva creación.

Sin embargo, cada estado define qué porcentaje dará a cada uno de los candidatos a puestos de elección que estarán en juego –gobernador, alcaldes o diputados locales-.

Una revisión de la consultora Integralia, señala que la mayoría de los estados otorga la tercera parte de los recursos que daría a un nuevo partido, para los candidatos a la gubernatura. Sucede así en Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, que otorgan entre el 30 y el 33.3 por ciento del financiamiento a independientes, para quienes compiten por la gubernatura.

En Quintana Roo –donde no participará ningún independiente-, se otorga el 50 por ciento; en Tlaxcala, solo el 25 por ciento. En Aguascalientes el porcentaje no está previsto.

Dinero privado inalcanzable

Para intentar emparejar la competencia con sus adversarios, los candidatos independientes tienen el derecho a solicitar financiamiento privado para su campaña. Aun así, en la mayoría de las entidades el financiamiento no podrá alcanzar –ni de lejos- el tope de campaña.

En su revisión de la legislación electoral de los estados donde habrá elecciones, Integralia señala que en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas, los candidatos independientes tienen el derecho de buscar financiamiento privado hasta por el 10 por ciento del tope de gastos de campaña.

 

Fuente: Periódico Central

c.c.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here