Por la pública presenta:

El descenso se realizó sin ningún incidente gracias a la asistencia de profesionales; el récord anterior fue establecido en Siberia, en 2013


En Sochi se mantiene el eco del éxito. Ayer sábado más de mil rusos se pusieron sus mejores galas. No, no fueron lujosos vestidos ni trajes, a la fiesta había que acudir en traje de baño para unirse al festival de Boogel Woogel.

 

Romper un récord y esquiar en las pistas de Rosa Kuthor es la tradición para despedir la temporada de deportes de invierno.

 

El descenso se realizó sin ningún incidente gracias a la asistencia de profesionales.

 

El récord anterior fue establecido en Siberia, en 2013, cuando cerca de 500 personas se juntaron para esquiar con poca ropa.

 

1423170

1423181

1423182

1423184

1423186

1423189

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here