Por la pública presenta:

El cantante confirmó su separación y negó tener problemas con las drogas.


Es un hecho, Pablo Montero y Carolina Van Wielink se están divorciando; sin embargo, aún viven juntos.

El cantante lo confirmó luego de que la revista TV Notas asegurará que la separación fue porque él se drogaba frente a sus hijas.

“Estoy muy molesto por lo que ha pasado esta semana con esta publicación, el encabezado que pusieron usando a mis hijas y poniendo esas cosas, ya rebasa el límite de la ética, es una cabeza monstruosa, no se vale que lleguen hasta estos puntos y que dañen psicológica y moralmente a mi familia y a mis hijas y esto se lo han hecho ya a tanta gente”, dijo a Notimex.

Y tras negar tener problemas con las drogas, agregó, “lo único que sí es real es que estamos tramitando un divorcio, pero antes de esto se tiene que firmar un acuerdo para que proceda. Esto ha sido un proceso de mutuo acuerdo, seguimos viviendo juntos y nos hemos dado cuenta que esta es la mejor decisión”.

¿Y cuál es la verdadera razón del divorcio? “hay cosas en las que chocamos como pareja y son cosas de la casa, porque yo soy muy estricto en ese sentido y ella también, y llegamos al grado de que ya discutimos por todo, por cualquier cosa irrelevante”, declaró.

Lo que vino a detonar la relación fue la nota que publicaron de mí, el año pasado, y desde ahí decidimos llevar a cabo este divorcio, pero lo queríamos hacer totalmente privado, es cosa de dos, pero se ha violado esta privacidad, agrediendo, inventando y difamando con un encabezado amarillista, monstruoso y asqueroso, creo que estas personas sí son las que están mal, física y mentalmente”.

Fuente: SDP noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here