Aseguraron a través de Twitter que no habrá recorte de personal entre los más de 9 mil trabajadores que laboran en la fábrica


En un contexto que los analistas califican como el más complicado para las negociaciones salariales de Volkswagen, el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida y el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, se reunieron con directivos de la empresa para tratar el tema de la revisión contractual.

 

El objetivo principal de este encuentro es hallar la forma de conservar los empleos y evitar una huelga, ante la crisis que experimenta la empresa tras el Dieselgate.

 

No obstante, esto no preocupa a la base sindical, pues se mantiene en su postura de exigir un 10 por ciento de aumento al salario.

 

La reunión entre el vicepresidente de Relaciones Corporativas de la marca, Thomas Karig, Moreno Valle, Navarrete y otros, se dio en la Ciudad de México.

“Gracias a una serie de esfuerzos que realiza la @Volkswagen_MX #Puebla no se perderán empleos y conservará la plantilla laboral”, (Sic), escribió el secretario federal en su cuenta de Twitter.

 

En su red social, el funcionario dijo que la STPS va a acompañar a la empresa y al sindicato en su próxima revisión contractual, algo que no es una novedad, pues anteriormente se ha requerido la asesoría de las autoridades federales.

 

No obstante, este año, la negociación podría tornarse como la más complicada de la historia de la marca en Puebla, tras el escándalo de autos con motores trucados en Estado Unidos.

 

El sindicato mantiene sus exigencias

 

Tras darse a conocer este encuentro, el vocero del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz, Similares y Conexos de la Volkswagen de México (Sitiavw), Mariano Bueno, dijo a CAMBIO que a los obreros no les preocupa que las autoridades se entrometan en asuntos de la empresa, pues años atrás también han mediado.

 

Indicó que esto no se toma como una medida de presión al sindicato, pues éste se mantendrá en su exigencia de aumento salarial del 10 por ciento, el cual se acordó en las asambleas divisionales.

 

Asimismo, recordó que por estatutos, la negociación contractual de este año se llevará a cabo hasta el mes de agosto, por lo que se descarta que ésta pueda adelantarse, tal como propuso el gobernador Rafael Moreno Valle en días anteriores.

 

Expresó que la empresa tiene oportunidad de preparar su propuesta de negociación y allegarse de las opiniones que considere, aunque esto no modificará la postura de los sindicalizados.

Mientras tanto, Javier Herrera y la comisión de seguimiento a la negociación contractual, seguirán el trabajo.

 

 

Fuente: Diario Cambio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here