Por la pública presenta:

La candidata del PRI a la gubernatura dijo ayer en su gira por Tepeaca que le regresará el servicio a las 600 juntas auxiliares sin restricciones


 

En su segundo día de campaña como candidata de la alianza PRI-Verde-PES a la gubernatura de Puebla, Blanca Alcalá prometió regresar el servicio del Registro Civil a las juntas auxiliares. Sin embargo, desde el pasado 15 de marzo el Congreso de Puebla aprobó la reforma impulsada por el gobernador Rafael Moreno Valle para que los ediles auxiliares se capaciten y brinden nuevamente este servicio.

La priista basó su discurso en que ella regresará el Registro Civil “sin mentiras ni trampas” a los 600 ediles subalternos. No obstante, la Ley Orgánica Municipal le impide hacerlo pues establece una serie de normas que los alcaldes deben cumplir para prestar este servicio, capacitados y regidos bajo un sistema de fiscalización.

Para cumplir con la promesa de entregar el control de Registro sin restricciones a los alcaldes, Alcalá tendría que presentar una iniciativa de reforma y contar con la anuencia del Congreso de Puebla, que hasta 2018 ―fecha en la que termina su mandato―estará conformado por la mayoría de diputados afines al morenovallismo.

En su discurso de campaña, Alcalá consideró que el gobernador de Puebla, de quien no se atrevió a mencionar su nombre, “se equivocó cuando les quitó a nuestros presidentes auxiliares el registro civil. Nunca entendió que se trataba de darle el servicio a la gente en las localidades”.

Y prometió excitada ante los asistentes a si mitin político:

Lo que ustedes hacían era facilitarle el trabajo a la gente. Dejo mi palabra empeñada que no vamos a hacer más mentiras ni trampas como se hace actualmente que se regresa a unos cuantos el control del registro civil. Vamos a regresar el registro civil a todas las juntas auxiliares”.

En diciembre de 2013 el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle le quitó a los ediles auxiliares la operación del Registro Civil, pues se detectó que los subalternos cobraban cuotas que ellos mismos decidían para la expedición de documentos oficiales y que, además, no había rendición de cuentas de los recursos que obtenían de los ciudadanos.

La decisión provocó una revuelta y problemas de gobernabilidad al interior del estado, como el caso de la manifestación de Chalchihuapan en 2014 que terminó en una trifucla con la Policía Estatal y provocó la muerte del niño José Luis Tlehuatle.

Sin embargo, el 15 de marzo de este año el Congreso de Puebla aprobó una reforma a la Ley Orgánica Municipal enviada por el gobierno del estado para regresar el Registro Civil a las Juntas Auxiliares. En este nuevo esquema se establecieron tabuladores iguales para todos los servicios, la capacitación continua de los ediles, y un sistema de rendición de cuentas.

El 30 de marzo, el gobierno entregó 343 acreditaciones a presidentes auxiliares para que operen el Registro Civil, estos ediles fueron capacitados y aprobaron su examen. Sin embargo quienes no lo hayan logrado en el primer intento, pueden volver a hacer el proceso las veces que sea necesario.

Fuente: Periódico Central

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here