Por la pública presenta:

Tal y como aquí lo hemos señalado, la campaña del 2016 será fundamental para conocer al ganador de la contienda electoral, la cual conserva el grado de incertidumbre necesaria para hacerla más que interesante.

De acuerdo a los números de la empresa Mercaei, que le presentamos ayer, nueve puntos son la diferencia que separa a Gali de Blanca al inicio de la campaña, los cuales si bien suenan fuerte, no son suficientes para cantar victoria.

La misma encuesta ofrece datos más que reveladores de los que vamos a ver en los próximos 58 días.

Por ejemplo, el conocimiento de los personajes que encabezan las preferencias en esta contienda es prácticamente el mismo, Alcalá tiene el 55 por ciento de acuerdo a Mercaei; mientras tanto, Tony suma un 57 por ciento.

Por lo que se refiere a un rubro muy importante, la calificación al gobernador Moreno Valle, este es aprobado en sus acciones por el 55 por ciento de la población y desaprobado por un 25 por ciento, cifras que se pueden considerar buenas para término de una administración, 14 por ciento ni aprueba ni desaprueba y 5 por ciento no sabe o no contesto.

Un dato muy importante para Blanca Alcalá, de acuerdo a la empresa Mercaei, la contienda se cierra entre ella y su adversario de la alianza “Sigamos adelante” cuando lo que se mide es la simpatía partidista, ya que el PAN cuenta con el 24 por ciento, el PRI con el 21 por ciento, PRD 3 por ciento, 3 por ciento Morena y otros 3 por ciento, mientras que 47 por ciento dijo que ninguno.

Es decir, pese a todo, el voto duro del priismo en Puebla aún se mantiene en niveles que hace competitivo a cualquiera que postule el tricolor y la marca por sí misma es suficiente para dar la pelea, aunque otros factores inclinan la balanza hacia Gali, uno de ellos la coalición de fuerzas que lo cobijan y el voto anti-PRI.

Otro aspecto a tomar en cuenta, es la superioridad que Antonio Gali tiene cuando se le mide solo, sin partido contra Blanca Alcalá, sin partido ambos.

Cuándo se le pregunta a la gente, por quién votaría por Antonio Gali o Blanca Alcalá sin mencionar el partido o coalición que encabezan, el 52 por ciento prefiere a Gali, mientras que el 33 por ciento dice que Blanca Alcalá.

Estos son algunos otros aspectos interesantes que arroja el mano a mano entre Blanca Alcalá y Tony Gali a 58 días de que sepamos, quien será el futuro gobernador de la entidad.

La alcaldesa que perdió la razón. Apoyada y alentada por Antorcha Campesina, la presidenta Municipal de Cuayuca de Andrade, Graciela Perea, exige a la secretaría de Salud apruebe el proyecto de construcción de un hospital, argumentando que su centro de salud no es digno ni suficiente para las necesidades de la población.

De lo que no se ha dado cuenta la señora Presidenta antorchista, que para lograr su objetivo y compromiso de campaña que le hizo en su momento a los que votaron por ella, es que el Gobierno Federal tiene y pone reglas, es decir que para contar con un hospital su población debería ser mayor a los 20 mil habitantes, incluso para construir un Centro de Salud con Servicios Ampliados.

Y un punto más en contra de Graciela Perea, es que el Hospital de Zacapala se encuentra a menos de 30 minutos con todos los servicios médicos, de laboratorio e imagenología, y medicamentos, al que sus gobernados tienen acceso de manera gratuita.

Los reclamos públicos de la alcaldesa de Cuayuca de Andrade, debería pensarlos mejor y considerar los lineamientos y requisitos que el Gobierno de la República pone y no el Gobierno del Estado, para lograr su capricho.

Hoy se sabe que la secretaría de Salud del Estado, ha logrado tramitar exitosamente ante el Gobierno de la República, la sustitución de ese Centro de Salud por uno moderno y totalmente equipado, y para ello ha destinado 7.2 millones de pesos, pero que la Presidenta Municipal antorchista, Graciela Perea, no ha aceptado. ¿Entonces qué quiere? ¡Más ayuda, no se puede.

Por: Ricardo Morales

 

Fuente: Efekto10

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here