Ni duda cabe que en México los demonios andan sueltos. El fantasma de la ingobernabilidad se pase en todos y cada uno de sus rincones.

El fin de semana pasado en Oaxaca se registró un enfrentamiento entre la Policía Federal e integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, el cual dejó un saldo de 6 personas muertas y varias decenas de heridos.

La ya de por sí muy deteriorada imagen del presidente Peña se va aún más por los suelos ante los ojos de los mexicanos y del mundo, luego de estos acontecimiento y con ella arrastra al titular de Bucareli, el aspirante presidencial Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación.

Pero por si algo pudiera faltar para terminar de contaminar la ya de por sí deteriorada atmosfera en México, hay que sumarle ahora la renuncia del dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien al menos mostró tener dignidad y ser un político de altura.

Luego de los fracasos de su partido el 5 de junio, Beltrones demostró tener la altura de miras, de la cual padecen sus discípulos en Puebla, quienes luego de la derrota se aferran al poder.

Ver para creer, Carolina Monroy del Mazo, la prima del presidente de la República, se queda de manera interina como nueva dirigente nacional del tricolor.

Así las cosas en el convulsionado México, en donde los militares cada día cobran más poder y más relevancia.

El PRI quería negociar. La orden de que el PRI poblano interpusiera la correspondiente impugnación en contra del proceso electoral realizado el pasado 5 de junio vino de manera directa de parte del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor y de su entonces dirigente, Manlio Fabio Beltrones Rivera, uno de los grandes perdedores de la jornada.

Lo que pasa, es que “Don Beltrone” quería tener monedas de cambio para negociar, ahora que llegó el momento de revisar los procesos electorales para tratar de ganar en la mesa Aguascalientes y Durango y defender las porquerías realizadas en Tlaxcala por el sátrapa local.

Para el entonces líder nacional del tricolor y su equipo jurídico era factible el poder ganar en la mesa las elecciones de Aguascalientes y Durango; pero para ello, era necesario tener monedas de cambio, aunque en Puebla su partido haya perdido por casi 12 puntos, se dio la orden de impugnar para tener algo con que poder negociar con Acción Nacional.

A su vez, también era prioridad para Beltrones Rivera defender el triunfo espurio del priista Marco Antonio Mena en Tlaxacala, gracias al descarado apoyo prestado por el gobernador local, Mariano González Zarur y aun así el porcentaje de votos nulos, al ser mayor a la diferencia que existe entre ambos candidatos, hace factible, el poder anular la elección.

Reitero, Beltrones quería monedas de cambio, algo que pudiera dar, para poder negociar con el resto de las fuerzas políticas y evitar una catástrofe mayor a lo que vivió su partido el 5 de junio.

Ahora que Beltrones ha renunciado a la dirigencia nacional del PRI va a ser muy interesante ver cuál es el camino que tomará la nueva líder del tricolor, Carolina Monroy del Mazo, la prima del presidente de la República.

La estrategia de Beltrones era presionar a los magistrados del Tribunal Electoral Federal, quienes están a punto de concluir su gestión y ofrecerles seguir dentro del servicio público a cambio de sus favores, pero necesita fichas para poder jugar, ahora con el cambio de dirigencia, realmente no sé sabe cuál será el rumbo .

Puebla era una de esas monedas de cambio, pero ahora realmente no se sabe que va a pasar.

Rocha crece. Un más que merecido ascenso recibió José Rocha, quien ya despacha como subdelegado de Desarrollo Social y Humano de la secretaría de Desarrollo Social en Puebla.

Pepe como lo conocemos sus amigos, es un leal y eficiente funcionario, a las órdenes del delegado Juan Manuel Vega Rayet.

La carrera de José va en ascenso, desde sus inicios en la secretaria particular al lado de Melquiades Morales Flores, con Víctor Manuel Giorgana Jiménez en el PRI, en el Congreso del Estado, en Carreteras de Cuota y el Ayuntamiento de Puebla.

Rocha se abrió camino por sí mismo y ahora suma un cargo más en su carrera, la cual sin duda está marcada por los resultados, la lealtad y el éxito.

 

 

Por: Ricardo Morales

Fuente: Efekto10

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here