Ya era hora de descender pero el mandatario hizo esperar 10 minutos a todos los que estaban a bordo del avión, debido a que el partido no había acabado


Como millones de sus compatriotas la noche de ayer, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estuvo pegado a la televisión durante la emocionante final de la NBA entre los Cavaliers de Cleveland y los Warriors de Golden State.

Obama, que viajaba en el avión presidencial US Force One cuando el partido estaba en su apogeo, hizo esperar 10 minutos a todos los que estaban a bordo de la aeronave, incluidas su esposa e hijas, para poder ver el desenlace del encuentro.

Aunque el avión ya había aterrizado en Washington desde California, donde el mandatario estadunidense visitó el fin de semana el parque nacional de Yosemite, Obama aguardó hasta que los Cavs, liderados por LeBron James, ganaron el campeonato en un dramático séptimo partido.

El corresponsal de la Casa Blanca de la cadena CBS, Mark Knoller, reportó que el presidente norteamericano descendió del avión hasta que acabó el partido.

 

 

 

Fuente: Excelsior

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here