La Sección 22 de la CNTE exigió hoy la renuncia de Gabino Cué, y Aurelio Nuño Mayer, luego del asesinato de sus integrantes en el operativo que realizó ayer la PF.


Integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigieron la renuncia del Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, y del Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, luego del asesinato de sus compañeros en el operativo que realizó ayer la Policía Federal.

“Exigimos la renuncia del Gobernador del Estado Gabino Cué Monteagudo porque ya no son puntos de equilibrio, tuvieron su oportunidad de resolver de manera pacífica y ordenada a través del diálogo, a través del debate, a través de las discusiones, a través de la participación de todos, para darle cause a este problema. Sin embargo, mostraron no tener la capacidad política de resolver; por lo mismo Aurelio Nuño ya no es punto de equilibrio”, dijo Juan García García a nombre de la dirigencia magisterial en una conferencia de prensa.

Los profesores disidentes informaron de ocho compañeros muertos, en su mayoría pobladores de Nochixtlán, 22 desaparecidos y 45 heridos de bala.

De acuerdo con información oficial, seis personas fallecieron y un centenar más sufrió heridas en enfrentamientos entre el ala más radical del sindicato de maestros y las fuerzas de seguridad el domingo en Oaxaca.

Veintiuna personas fueron detenidas en flagrancia y puestas a disposición de la fiscalía, agregaron los responsables. Según sus datos, hubo también más de un centenar de heridos, de los cuales 53 eran civiles, 41 policías federales y 14 agentes estatales.

Los profesores disidentes informaron de ocho compañeros muertos, en su mayoría pobladores de Nochixtlán, 22 desaparecidos y 45 heridos de bala.

El profesor García aseguró que la Sección 22 ya no está dispuesta a dialogar con Cué, porque ya está rebasado y que la negociación debe ser directa con el Gobierno federal.

Los profesores denunciaron que el enfrentamiento fue provocado “por infiltrados de la misma policía” y fueron esos elementos los que han cometido los desmanes en las manifestaciones con la finalidad de justificar el operativo.

“Los policías portaban armas, dispararon sin piedad en contra de nuestros compañeros, por eso fueron al lugar donde se estaban manifestando”, dijo García.

La dirigencia de la Sección 22 pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investigue los asesinatos ocurridos en el operativo de desalojo en Nochixtlán.

El magisterio disidente pidió a los organismos internacionales estén atentos al desarrollo del conflicto en Oaxaca.

La CNTE advirtió que a pesar de los enfrentamientos no detendrán las protestas.

“Este movimiento no se va a doblegar, no vamos a bajar la guardia por lo que nos pertenece”, manifestó Juan García.

 

Fuente: Sin Embargo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here