Hace seis meses, intentaron abusar de una de sus hijas, la cual fingió estar muerta para que no la lastimaran, el agresor le dijo que si lo denunciaba su madre o hermana pagarían


Entre llantos, cánticos religiosos e indignación, familiares y vecinos de Yolanda Eusebio le dieron el último adiós. Madre de tres hijas, es la víctima número 39 de los feminicidios registrados en Puebla, quien fue violada, golpeada y degollada el pasado 18 de junio en el municipio de Atlixco y pese a que sus asesinos ya están identificados desde hace seis meses —cuando intentaron abusar de una de sus hijas— éstos siguen libres.

 

La indignación y el miedo entre los vecinos eran evidentes. Temen dar alguna declaración, ya que los violadores de Yolanda son conocidos por los colonos de San Juan Castillotla, comunidad humilde en donde la principal actividad económica es el campo. Estos delincuentes son los mismos que hace seis meses amenazaron a la hija de la occisa que no denunciara la agresión de la cual fue víctima, de lo contrario se desquitarían con su madre.

 

Antecedentes y venganza

 

Hace seis meses, unos hombres de la colonia que se dedican a delinquir intentaron violar a una de las hijas de Yolanda, la golpearon brutalmente y huyeron del lugar pensando que estaba muerta. La menor pidió ayuda, siendo trasladada a un hospital y decidió denunciar la agresión, narró Julio Eusebio, hermano de Yolanda.

 

En entrevista el hombre mencionó que su sobrina logró identificar a los agresores y participó en todas las pruebas que le practicaron en la Agencia del Ministerio Público, pero nunca lo detuvieron.

 

“Afortunadamente mi sobrina fingió estar muerta para que ya no la golpearan ni la violaran. Logró pedir auxilio y la llevaron al hospital. Al denunciar todo se proporcionó, datos y nunca hicieron nada hasta la fecha; estas personas la amenazaron que si los denunciaba se iban a vengar ya sea con su hermana mayor o con su mamá”, dijo Julio.

 

Medio año después de la denuncia, Yolanda fue encontrada en un paraje sin vida y con signos de abuso sexual.

 

“Pedimos justicia. Primero fue mi sobrina, luego mi hermana, esto no puede quedar así, nos piden de nuevo información pero, ¿para qué? Pedimos justicia y que hagan su trabajo, que agarren a la persona que hizo esto porque ahora ya se les fue su mamá, la única persona que vivía con ellas”, expresó indignado Julio.

 

Ante el hecho, la comunidad está de luto y se han solidarizado con la familia de la mujer de 37 años de edad a quien califican de trabajadora, tranquila y madre soltera de dos jovencitas y una niña.

 

Hasta el momento, las autoridades de Atlixco no han dado una versión oficial y personal de Seguridad Pública negó que la mujer hubiera sido violada y degollada. Nuevamente no hay respuesta.

 

Fuente: Diario Cambio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here