Todavía Rafael Moreno Valle no se va, ni Tony Gali Fayad llega a la gubernatura, pero en el morenovallismo ya se registraron los primeros destapes para el 2018.

La pregunta: ¿a qué hora chingaos van a gobernar o legislar?

Esta semana, en el rancho “El Capricho” de Atlixco, el ala marinista del morenovallimo, encabezada por el empresario José Hanan, congregó a un grupo de amigos para expresar el respaldo y financiamiento a las aspiraciones del líder del Congreso, Jorge Aguilar Chedraui.

Este grupo, compuesto por empresarios, periodistas y beneficiarios del sexenio, ya tiene candidato al 2018. “Siempre hemos estado contigo”, le dijeron algunos con lágrimas en los ojos.

El otro que se mueve, después de llegar por la vía del dedazo a la alcaldía de Puebla, es Luis Banck Serrato.

Originario de Guanajuato, Banck ya empezó a desplazar a posiciones de Tony Gali de la estructura municipal. En Gobernación designó a Juan Carlos Morales Páez.

alpor16junio

Curiosidades de la política electoral. En uno de los spots del PAN para descalificar a Blanca Alcalá se usó el caso del árbol que cayó en el zócalo y mató a una menor de edad. Se acusó irresponsabilidad de la exalcaldesa y falta de carácter para castigar a funcionarios implicados.

Pues Morales Páez era ni más ni menos que el director de la Agencia Ambiental que tenía a su cargo la revisión de parques y jardines, junto a la Secretaría de Servicios Públicos. Ahora lo regresa Banck, esperamos no se le caigan los árboles otra vez, en detrimento del proyecto político de su jefe.

Otro nombramiento fue el de la mapache Laura Escobar de Castañón como nueva Secretaría de Desarrollo Social. Este personaje sabe de clientelismo político y llega a esa área a mover los comités de combate a la pobreza a favor de Banck.

El alcalde ya está en campaña.

A esta lista de dos que ya mueven sus piezas habrá que agregar a la secretaria general del PAN, Martha Érika Alonso, quien avanzará o retrocederá, según la suerte política de su marido, el gobernador.

Del lado panista, ubique a Eduardo Rivera Pérez, quien sin la bendición morenovallista, lo que le da fortaleza, juega su carta con Margarita Zavala, para postularse candidato del PAN o independiente.

Rivera Pérez tiene una ventaja interna en la derecha poblana: las familias custodias y El Yunque ya emitieron su decreto a favor de él para el 2018.

Javier Lozano querrá ser, pero en el propio morenovallismo afirman que la única forma de que pueda, sería por la vía de representación proporcional, pero todavía no se reforma la Constitución para la figura de gobernador plurinominal.

Habrá que esperar hasta el primer día de febrero del 2017 para saber qué quiere el entonces gobernador Tony Gali, quien seguramente con la conformación de su gabinete perfilará su sucesión.

 

Por: Alejandro Mondragón

 

Fuente: Status Puebla

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here